domingo, 30 de octubre de 2016

Bebés reborn: ¿Obsesión o coleccionismo?

Mucho se ha hablado en los últimos años de los bebés Reborn; estamos hablando de unos muñecos hiperrealistas que tienen el objetivo de emular a un bebé real. Y si te estás preguntado ¿Cuánto cuesta un bebé reborn? debes de saber que los precios son  muy dispares y, por supuesto, poco o nada tiene que ver con un muñeco que podemos encontrar en cualquier tipo de supermercado.

Y es que el nivel de detalle es increíble; es cómo si, efectivamente, estamos frente a un bebé de verdad. Se perfila cualquier tipo de detalle en la cara como pueden ser las vena, la intensidad de los pómulos, incluso se reparte el peso en las diferentes extremidades. Además, se complementa con algunos accesorios como pueden ser chupetes, pañales, o cualquier otro elemento relacionado.

El problema viene cuando algunas personas compran estos muñecos reborn con el objetivo de sustituir a un bebé que han perdido, o bien a a uno que no pueden tener. Esto, según los expertos, puede llegar a convertirse en un cuadro de demencia que podría llegar a requerir hasta tratamiento psiquiátrico.

No obstante, dejando ese espinoso tema a un lado por el momento, nos encontramos también con que es un fabuloso mundo relacionado con el coleccionismo. Esculturas famosas se encargan de hacer un muñeco reborno perfecto y que comercializan en forma de kits; luego existen las famosas en el mundo del reborn (las artistas), las que se encargan de maquillarlos y de darle forma para conseguir ese increíble nivel de realismo.

El consumidor puede encontrar estos muñecos a través de Internet, normalmente a lo largo de las redes sociales. Sin embargo, si lo intenta hacer en un establecimiento, no los encontrará. Y es que es algo tan personalizado, tan especial, que no se puede hacer a gran escala, si no que necesita de la mano experta de una escultura para poder llevarlo a cabo.

Y por esa razón, un muñeco reborn puede ser un buen aliado para un coleccionista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario